martes, 12 de diciembre de 2017

En qué fijarse para comparar precios de neumáticos



¿Quién no quiere pagar menos por sus neumáticos pero sin renunciar a unos estándares de calidad? Si quieres encontrar los mejores precios lo más acertado es recurrir a una comparativa de neumáticos baratos que nos deje claras las diferencias que hay entre unos y otros modelos además del precio.
A veces, resulta complicado entender por qué unos neumáticos cuestan más que otros cuando tienen las mismas medidas e incluso son de la misma marca. ¿Nos están dando gato por liebre en algún establecimiento? Aunque es cierto que hay establecimientos caros y otros más económicos, a veces la diferencia de precio no está ahí.  Lo primero que tenemos que saber es qué tipo de neumáticos estamos comprando para ver si se puede establecer una comparativa ya que quizás no sean los mismos.


¿Qué tipo de neumáticos estamos comprando?

No se trata tan solo de que tengan las mismas medidas, hay que saber qué tipo de neumáticos estamos comprando: de verano, de invierno y para todas las estaciones. Las características de las gomas son muy diferentes entre unos y otros.
Los neumáticos de invierno están pensados para soportar nieve y hielo y tienen que tener un gran agarre. Por este motivo son más caros. Sin embargo no se recomienda usarlos en verano porque sufren un mayor desgaste y estaríamos perdiendo mucho dinero.
Los neumáticos de verano no son tan exigentes y por tanto tienen un precio inferior. No son peores, pero igual que los de invierno no deben usarse en verano tampoco se debe de hacer al revés.
Los neumáticos para todas las estaciones son los más vendidos en España ya que son perfectos para climas que no sean excesivamente calurosos en verano ni excesivamente fríos en invierno, permitiendo que el coche pueda rodar todo el año sin tener que cambiarle las gomas, algo que supone un inconveniente serio para cualquier conductor.

¿Son neumáticos nuevos?

A veces encontramos gangas en neumáticos de marca, pero hay que tener claro si estamos hablando de neumáticos nuevos, neumáticos usados o neumáticos recauchutados. Los neumáticos usados pueden parecer prácticamente nuevos pero no sabemos el trato que han podido recibir o si han sufrido golpes en un accidente que hayan podido hacer que se resientan. Por eso no son recomendables.
Los neumáticos recauchutados tienen menor vida útil que los nuevos, pero si se compran de una fábrica de nombre que se sabe que trabaja con todas las garantías pueden ser una buena solución para ahorrar dinero en un momento de apuro.

0 comentarios:

Publicar un comentario